Cómo lavar zapatillas negras de tela?

Límpialas con una esponja o cepillo , mojado en una mezcla de agua, jabón neutro y una pizca de bicarbonato de sodio. Puedes insistir con movimientos circulares en las zonas donde haya manchas, después pasa un trapo seco y limpio para quitar restos de la mezcla.

Cómo lavar zapatillas negras de tela?

Límpialas con una esponja o cepillo , mojado en una mezcla de agua, jabón neutro y una pizca de bicarbonato de sodio. Puedes insistir con movimientos circulares en las zonas donde haya manchas, después pasa un trapo seco y limpio para quitar restos de la mezcla. Las zapatillas vans son extremadamente populares entre personas de todas las edades. Vienen en una amplia gama de patrones y colores, incluido el negro.

Debido a que muchos de los componentes de estas zapatillas son de color negro sólido (por ejemplo, la tela, los cordones y las franjas laterales de goma), varias personas tienen dudas acerca de su limpieza. Por fortuna, puedes limpiar tus zapatillas en casa utilizando agua, detergente lavavajillas y un cepillo de cerdas duras. Puedes lustrarlas con betún líquido negro para restaurar su color original después de lavarlas. De esta manera, lograrás que tus zapatillas Vans luzcan como nuevas.

Sigue el mismo proceso para limpiar los cordones y las plantillas y deja que se sequen en un sitio abierto, con buena ventilación y que no les de directamente el sol. Ponlas en un ángulo de 45º para que el agua se escurra y se seque con más rapidez. Las zapatillas blancas combinan con casi todo, pero son un auténtico quebradero de cabeza por lo mucho que se ensucian. Antes de nada, si las zapatillas llevan cordones, los quitaremos y los limpiaremos aparte con jabón de lavar la ropa a mano.

Cuando sales a correr o llegas de entrenar es normal que tus zapatillas acumulen polvo, barro (sobre todo en invierno) y sudor, por lo que es fundamental mantener una correcta higienización. Un truco para las zapatillas de lona de colores claros como el blanco, rosa o beig, es hacer una mezcla con bicarbonato y vinagre, aplicarla sobre la zapatilla con el cepillo de dientes y quitar los restos de jabón con un paño húmedo o aclararlas debajo del grifo. Yo lavé unas zapatillas de tela blanca a mano como dicen y sin que le diera el sol y se me han quedado amarillas. Algunas zapatillas, bien sea por su material de fabricación o su forma (no es lo mismo un calzado para ir al monte que unas zapatillas para correr) es mejor no meterlas en la lavadora.

Toma nota de estos trucos y consejos, tenlos siempre a mano y no dudes en elegir unas zapatillas de lona para los niños esta temporada estival. Si has probado todos los trucos y tus zapatillas no recuperan el esplendor del principio, lo mejor es que te pases por Dacks y veas todo lo nuevo que tenemos en sneakers para hombre, mujer y niños. De hecho, cuando son zapatillas especí­ficas, por ejemplo unas botas de futbol, es aconsejable limpiarlas a mano. Después de llevarlas al colegio y jugar en el parque, acabar el día con las zapatillas de lona sin una mancha y con las suelas sin un roce es misión imposible para los niños, incluso para nosotras, pero siempre tendremos a mano estos trucos para limpiar las zapatillas de lona y que vuelven a estar como nuevas.

Las instrucciones que describimos son para zapatillas de tela, no de cuero o ante (para estos materiales necesitarás limpiadores especializados). En primer lugar tenés que leer la etiqueta para saber si las zapatillas pueden meterse en el lavarropas; en segundo, usar un cepillo para quitar la suciedad superficial y de la suela; tercero, meter las zapatillas en el lavarropas a 30 grados para no dañarlas con un jabón que remueva manchas complicadas (en Cleanipedia recomendamos Ala Jabón en Polvo Toque de Vivere Matic); por último, ponelas a secar al sol (no uses el lavarropas). Sabiendo estos consejos y trucos para limpiar las zapatillas de lona, ya podemos elegir las lonas que más nos gusten a nosotras y a los niños. Antes de ver los trucos para limpiar las zapatillas de lona, os recordamos que las zapatillas de lona si se pueden lavar en la lavadora, pero mejor es evitarlo sobre todo cuando llevan forros de piel o las suelan van pegadas, ya que muchos pegamentos no están preparados para pasar por la lavadora.

Lo primero que tenés que comprobar, es que las zapatillas se puedan lavar en el lavarropas (mirá la etiqueta); luego, usá un cepillo para quitar la suciedad superficial (sobre todo en la suela); luego ponelas en el lavarropas y usá un jabón que remueva las manchas difíciles (en Cleanipedia recomendamos Ala Jabón en Polvo Toque de Vivere Matic); y por último, ponelas a secar al sol (evitá la secadora porque puede dañar las zapatillas). Hay suciedad que queda en la superficie de las zapatillas y que podés remover con un cepillo de dientes (sobre todo en la suela). .

Dejar un comentario

Su dirección de correo electrónico no se publicará. Los campos obligatorios están marcados como *